7 Cosas que hacemos lo padres que no funcionan.

Inicio / PADRES-MADRES-HIJOS / 7 Cosas que hacemos lo padres que no funcionan.

7 Cosas que hacemos lo padres que no funcionan.

Hay muchas cosas que los padres hacemos una y otra vez aunque sabemos que no funcionan, hoy vamos a poner encima de la mesa 7 de ellas.

1.Cuando queremos decir a nuestros hijos que no aceptamos algunas de sus conductas, acabamos diciéndoles de formas muy sutiles y sin darnos cuenta que es a ellos a los que no aceptamos. Este es uno de los mayores errores a la hora de comunicar con los hijos, lo hacemos constantemente y tiene grandes repercusiones negativas en la relación que mantenemos con ellos, repercute en su autoestima y les genera una visión errónea de como les vemos, ademas de importantes problemas de comunicación.

2.Hacemos nuestros sus problemas, o hacemos suyos problemas nuestros.  No confiamos en que ellos tienen la capacidad de solucionar sus problemas y tendemos a darles la solución, de esta forma empezamos a quitarles responsabilidades que les pertenecen  y cuando son mayores pretendemos que de golpe se hagan responsables de todo aquello que hasta ese momento no hemos considerado su responsabilidad.

3.Cuando queremos ayudarles acabamos diciéndoles lo que creemos que tienen o que deberían de hacer, sermones, ánimos, ordenes y un sin fin de cosas que poco les ayudan a dar con la solución, quizá lo único que sienten después de nuestra charla es mayor confusión. No disponemos de habilidades de ayuda eficaces que puedan ayudarles de verdad y les guíen para encontrar su propia solución, además,  si no es la misma que la nuestra quizá no la damos por válida.

4. Tendemos a ocultar nuestros sentimientos auténticos, sobre todo los positivos o los que expresan nuestras ideas. Mejor no comunicarles todo lo bonito que sentimos hacia ellos, eso que nos pasa por dentro y cuidado con compartir con ellos nuestras cosas,  confundimos esto con “malcriar”.

5. Cuando queremos decirles algo que nos ha molestado lo hacemos de forma ineficaz, echándoles la culpa por como nos sentimos, con este gesto lo que conseguimos es alejarnos de ellos. Estamos siendo un modelo de irresponsabilidad ya que si ellos son responsables de como yo me siento , están creciendo creyendo también que los demás o las circunstancias son las responsables de sus sentimientos, así empiezan a entregar su poder personal a los demás, entran en la queja y empiezan a parecerse a los adultos que les rodean.

6. Cuando surgen conflictos como no sabemos como resolverlos de otra manera  acudimos al premio y al castigo como única alternativa,  a veces  optamos por conformarnos, una opción que tampoco nos deja muy satisfechos.  Hoy ganas tú, mañana ganaré yo, o tú haces esto a cambio de lo otro, estas son las alternativas que barajamos, plantearnos llegar a acuerdos es demasiado costoso para si quiera intentarlo.

7. No somos conscientes de cuales son nuestros valores y cuando llega la adolescencia estos empiezan a chocar con los de nuestros hijos, entramos entonces en pánico y  de nuevo el castigo suele ser la única alternativa. (Aquí ya no funciona como hasta ahora).

Se nos  culpa a los padres de las conductas inapropiadas de nuestros hijos, aunque no se nos enseñan habilidades para poder hacer las cosas de otra forma, en cuanto a la educación de nuestros hijos seguimos modelando y haciendo lo mismo que hicieron con nosotros por falta de recursos.

Hoy en día lo que hicieron con nosotros ya no funciona, nuestros hijos son más libres y ya no tienen miedo como nosotros, esto nos plantea afortunadamente un nuevo reto, el de aprender a educar de otra forma, desde el respeto mutuo y la sinceridad.

Aprendiendo nuevas habilidades de comunicación puede mejorar de forma muy significativa la relación con nuestros hijos y en general nuestras relaciones, esto influye en la mejora de la calidad de nuestras vidas.

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search