¿Cómo discutes con tu pareja? ¿Resuelves o entras en bucle?

Inicio / PAREJA / ¿Cómo discutes con tu pareja? ¿Resuelves o entras en bucle?

¿Cómo discutes con tu pareja? ¿Resuelves o entras en bucle?

Las relaciones de pareja son experiencias intensas, donde puedes sentir el cielo y el infierno, donde igual te derrites por el otro que te irrita al máximo. Como relación, es el Máster del Universo!

No sé cuánto tiempo llevas con tu pareja, pero si quieres que tu relación tenga futuro has de cuidar tu comunicación. Y ¿Cómo se hace eso? Pues básicamente con mucha honestidad, poco suponer y mucho compartir.

Veamos una de las situaciones delicadas, cuando una pareja discute, que suelen salir los trapos sucios de semanas, meses y años previos.

A ver si te suena alguna frase

  • Ya sabía yo que ibas a decirme esto. Lo estaba esperando.
  • No, si para ti siempre soy yo quien tiene el problema.
  • ¡Estoy harto de la misma conversación una y otra vez!
  • A ver si cambias ya, que no te aguanta ni tu madre.
  • ¿Cómo quieres que te lo diga? Llevo meses avisándote
  • Al final siempre te sales con la tuya, como cuando nos fuimos….

¿Qué tienen en común todas estas frases? Que en lugar de solucionar, empeoran la situación.

Y ¿porque llegamos ahí? Porque nos inundamos emocionalmente y le echamos la culpa al otro, por un lado, y porque acumulamos muchos pequeños malestares sin resolver, que luego sacamos tipo olla exprés cuando ya no podemos soportarlo más o cuando por cualquier otro motivo se inicia una discusión.

La pregunta es si quieres realmente salir de  estos bucles de discusiones sin sentido, porque, si no quieres, vas a tener un millón de excusas para no hacerlo. Pero si quieres dejar ya de enredarte en situaciones sin salida, comienza sólo por comprometerte con tres cosas:

  1. Resuelve en el momento o máximo en las 24 horas siguientes cualquier pequeño malestar que se haya generado.
  1. Ama y permite el cambio. Las discusiones son oportunidades de conocer al otro, de que el otro te conozca, y de actualizaros, porque en la pareja creemos que el otro es de una forma y que ya no va a cambiar en toda su vida, y eso no es verdad. En la vida lo único constante es el cambio. Acuérdate de cómo eras hace tan solo 5 años ¿A que has cambiado? Ya no tienes los mismos puntos de vista sobre algunas cosas, tu experiencia te ha hecho modificar ciertas respuestas…y a tu pareja le pasa igual, así que deja de dar por supuesto que el otro es o responde siempre de una determinada forma y dale la oportunidad de cambiar y, por supuesto, dátela a ti mismo.
  1. Enfócate en resolver. Hablo de resolver, no de tirarle encima la basura al otro. Para esto habla de cómo te sientes respecto de la conducta del otro, por ejemplo:

Tu pareja se ha dejado tirado por el salón el libro que le prestaste y se le ha roto la tapa

La solución no es decirle:

  • ¡Es que eres un desastre! ¿Así cuidas mis cosas? ¡Olvídate de que te deje nada más!

La solución es identificar objetivamente qué ha hecho el otro, qué efecto tiene en ti o en vuestra relación y qué sentimiento te produce.

En el ejemplo:

Que ha hecho: ha dejado el libro en el suelo del salón y se ha roto la tapa

Qué efecto tiene en ti o en la relación: tienes que restaurar el libro /  ya no puedes gastarlo en tus clases con tus alumnos / desconfías en dejarle más cosas por si se rompen

Qué sentimiento te provoca: decepción / impotencia

Y  con esto puedes componer el mensaje siempre describiendo lo que el otro ha hecho y el efecto que ha tenido en ti, el sentimiento que te provoca o ambos.

  • Cuando dejas el libro en el suelo del salón se rompe la tapa y tengo que restaurarlo.
  • Cuando dejas el libro en el suelo del salón se rompe y me siento impotente.
  • Cuando dejas el libro en el suelo del salón se rompe la tapa y desconfío en prestarte mis cosas, me siento decepcionado.

Lo importante aquí es que estás hablando de lo que ha pasado y de cómo te sientes tú con eso, no estás pasándole la basura al otro. Y das una puerta abierta a que se resuelva la situación. El otro ha de asumir cuál quiere que sea su respuesta a los hechos, no su reacción a tus acusaciones, como en los primeros ejemplos. Está claro que va a haber tensión, pero conforme practiques describir hechos, sentimientos y efectos tu comunicación será cada vez más honesta y el otro se acercará a ti. Recuerda que estamos en pareja porque nos importa el otro y queremos compartir parte de nuestra vida con esa persona, entonces cuanto más te muestres como persona, mejor va a ser tu relación.

Foto:Yutaka Seki

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search