Cómo expresarme de forma eficaz.

Inicio / MAESTRO-ALUMNOS / Cómo expresarme de forma eficaz.

Cómo expresarme de forma eficaz.

El mundo de las relaciones personales es fascinante, es donde más podemos aprender sobre nosotros mismos, las personas que nos rodean son la mejor oportunidad que tenemos para crecer, aprender y llegar a sentirnos plenos o vacíos interiormente.
A través de nuestras interacciones diarias podemos descubrirnos y descubrir al otro, también “destruirnos”, un apasionante mundo que no disfrutamos por estar demasiado ocupados buscando en otro lugar aquello que solo aquí vamos a poder experimentar.
¡Nos lo estamos perdiendo¡, sí, es una pena y todo por estar centrados en lo urgente y no en lo importante, porque vivimos muy en la superficie y no nos permitimos conectar con nosotros ni tampoco con lo que realmente esta sucediendo.
Nos afecta todo lo que los demás dicen o hacen, experimentamos cantidad de sentimientos y cambian en muy poco tiempo, unos más agradables que otros.

Lo que sentimos en cada momento varía dependiendo de tres cosas: cómo estoy yo en ese momento, dónde estoy y  quién es la persona que está haciendo o diciendo aquello que me hace sentir de una determinada manera.

No me sienta igual que mi hijo me diga eres tonta en casa que si me lo dice en el parque delante de un montón de personas, tampoco me siento igual si quien me lo dice no es hijo mío, en este sencillo ejemplo observamos como una misma conducta me provoca sentimientos muy diversos dependiendo de estos tres factores.

Una de las bases más importantes de la comunicación eficaz radica en la forma en que somos capaces de trasmitir al otro todos estos sentimientos sin dañar la relación.

Nadie nos ha enseñado  y no sabemos comunicarnos de forma efectiva, esto nos lleva a experimentar muchos conflictos, malentendidos y sentimientos contradictorios que además de hacérnoslo pasar mal nos restan mucho tiempo y energía de disfrute y conexión en nuestras relaciones.
Para empezar a ser más eficaces hemos de observar cómo nos afectan las conductas del otro y dejarnos  de interpretaciones, simplemente observaremos que ha hecho o ha dicho esa persona y como eso me ha afectado a mi.
Hemos de tener clara cual es la conducta del otro, que sentimiento me produce y que efecto o efectos tiene esto en mí.

Siguiendo con el ejemplo anterior normalmente diríamos: Si vuelves a llamarme tonta nos vamos a casa¡¡

Para ser eficaces diremos: cuando me dices tonta en el parque delante de todos me da mucha rabia, siento vergüenza y luego me cuesta estar bien contigo.

De esta forma estamos trasmitiendo al otro como nos sentimos en base a su conducta y le mostramos un efecto tangible que su conducta tiene para nosotros, en este caso el efecto es en la relación con él.

Con la pareja o compañero diríamos: Eres un desastre¡¡ siempre igual, estoy harta de ver tu ropa tirada en el baño.

Siendo más eficaces diremos: Cada vez que veo la ropa tirada en el baño me siento impotente y pierdo mi  tiempo en recogerla.

Dejar de culpar directamente al otro  y saber expresar  como nos sentimos según que conductas invita al otro a cambiar su conducta para que nos sintamos mejor.

Estamos muy acostumbrados a comunicarnos de forma ineficaz, repetir las cosas muchas veces no es efectivo, acabas cansado y las relaciones se resienten a veces hasta el punto de acabar con ellas, con la  práctica  puedes aprender, te sorprenderá como la comunicación eficaz puede hacer tu día a día mucho más fácil, divertido y auténtico.

 

 

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search