En contacto con las personas.

Inicio / MAESTRO-ALUMNOS / En contacto con las personas.

En contacto con las personas.

Hoy queremos compartir contigo lo que hemos estado viviendo, llevamos un tiempo en que no acabamos de sentirnos satisfechas,  hemos vivido a nivel profesional momentos difíciles que, después de analizarlos, nos han llevado a redefinirnos. Durante este tiempo en el que dejamos de ser Educar desde SER  para convertirnos en  Siete Pasos  hemos visto y sentido cómo nuestro mensaje no estaba llegando a las personas.  Aún teniendo claro que lo que hacemos aporta gran valor a las relaciones, después de haber comprobado que hay un antes y un después en la vida de nuestros alumnos, hemos observado que no estábamos siendo capaces de trasmitir lo que de verdad queríamos.

Nos hemos sentido desanimadas pues todo el esfuerzo invertido no daba sus frutos, hemos vivido momentos de rabia, incertidumbre, miedo y frustración porque algo tan  valioso como lo que estamos viviendo no llegase a las personas.

Pasado este proceso de sentimientos y pensamientos encontrados, de toma de contacto con la realidad  y de observar el sentido que tiene todo aquello que nos pasa en la vida, vemos ahora lo que no estábamos viendo y adonde nos ha llevado. La conclusión es que necesitábamos definirnos y apostar por algo más concreto que la comunicación en sí.

Decididamente vamos a apostar por aportar una mejor comunicación al mundo de la educación, el cambio educativo es lo que estamos viviendo y lo que nos mueve en la vida. Queremos unirnos a este cambio que a nivel personal ya estamos liderando y que queremos extenderlo a todas nuestras facetas.

Hemos tomado conciencia de nuestra desconexión con las personas y hemos salido a la calle para  hablar con ellas. Después de darnos cuenta, vamos ahora un paso más allá en nuestro proyecto y también en nuestra vida personal. El mundo virtual nos había desconectado del mundo real, y no es esto lo que queremos ni lo que creemos, precisamente nuestros entrenamientos son presenciales porque sólo a través de los conceptos no acabamos de experimentar un cambio real.

Hemos parado, hemos reflexionado y hemos estado con las personas: padres, maestros y jóvenes, les hemos escuchado y  hemos visto y vivido claramente dónde podemos encontramos, sabemos ahora sí que una comunicación efectiva, clara y honesta nos une y nos lleva a donde queremos estar.

Hemos estado con madres que están perdiéndose completamente a sus hijos por estar haciendo lo que se ha hecho siempre, por no saber cómo llegar a ellos, culpándose y culpándoles por  todo lo que hacen o dejan de hacer, viviendo un día a día de repeticiones y malos entendidos… algo que les deja una sensación de insatisfacción tal que a  lo único que  acaba llevándoles es a decir cosas como que educar es muy difícil, que es lo normal, que son etapas que hay que pasar, etc.  Nos ha sorprendido que haya padres y madres que se conformen con vivirlo así y no traten de cambiarlo, esperando que sean otros quienes solucionen sus problemas.

También hemos vivido la otra cara de la moneda, padres y madres con muchísima información, que se dan cuenta de sus fallos y eso les lleva a sentirse culpables, y frustrados, porque sólo recibiendo información no han podido cambiar su día a día, viven la educación oscilando entre el autoritarismo o la permisividad, sintiendo que no están haciendo en ningún caso lo que realmente les gustaría.

Nosotras creemos que educar no es ni  fácil ni difícil, es un proceso a través del cual podemos disfrutar muchísimo, creciendo juntos. Se necesita practicar ciertas habilidades para poder llevarlas a la práctica, una base para poder manejarse fuera de lo que siempre se ha hecho y de conceptos abstractos que no aterrizan en el día a día. Vamos a equivocarnos educando, eso es así.  Lo que necesitamos es saber cómo responder en nuestra realidad cotidiana.

Hemos estado con maestros, con profesores que ya están haciendo las cosas de otra manera, comprobando cómo sí que es posible llevar a las aulas el concepto de respeto mutuo. Porque la confianza y el respeto mutuo es lo que hace que las personas se abran y estén dispuestas a escuchar, a aprender y a colaborar. Ni el miedo al castigo ni la esperanza de recibir un premio motiva verdaderamente a los alumnos a colaborar.

También hemos vivido un acercamiento a los jóvenes, necesitábamos saber cómo llegar a ellos y les hemos pedido ayuda. Ha sido una grata sorpresa comprobar en primera persona cómo es posible la unión entre adultos y jóvenes a través de una comunicación honesta. Ha sido genial comprobar que cuando  les hablas con honestidad y escuchándoles de verdad, abiertas a aprender de ellos, se abren y te ofrecen su cara más amable. Comprobar que nos necesitan, que nos necesitamos mutuamente para llegar a sentirnos bien todos en nuestras relaciones.

No nos necesitan perfectos, sólo quieren adultos honestos, auténticos y respetuosos con ellos y sus procesos de aprendizaje y esto es algo que, si queremos, podemos ofrecerles.

La conclusión final es que hemos visto y vivido que lo que nos aleja de nuestros niños y jóvenes es una comunicación obsoleta, caduca, inadecuada y que ya no nos sirve.

Lo que nos da fuerza y esperanza es saber que es posible comunicarnos  de otra manera y cómo esto puede dar un vuelco a la calidad de nuestras relaciones y a nuestras vidas.

Tenemos algo realmente valioso, que puede cambiar la vida de las personas, un modelo que nos da la base y la estructura de una educación respetuosa real, tenemos ganas de que España lo conozca y pueda vivir eso que nosotras ya estamos viviendo.

A partir de hoy nuestro proyecto se centra en la educación, en aportar valor a este cambio que ya estamos viviendo. Nos encanta formar parte de algo tan necesario y que sin duda trasformará la vida de todos aquellos que quieran acercarse y vivirlo en primera persona.

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search