Paso 6: Confrontar sin herir

Inicio / MAESTRO-ALUMNOS / Paso 6: Confrontar sin herir

Paso 6: Confrontar sin herir

En el paso anterior observaste los efectos que tienen en ti los comportamientos de los demás, ahora irás un paso más allá, expresarás tus inquietudes, dirás lo que te pasa por dentro, además del efecto que tiene en ti la conducta del otro también hay otra parte y es que te provoca un sentimiento. Hoy le dirás cómo te sientes y como te afecta su conducta  sin juzgarle. Se trata de que te hagas cargo de tus sentimientos en lugar de enfocarte en querer cambiar al otro.

Cuando la otra persona ha hecho o ha dicho algo que te ha causado un problema, has de confrontar. Esto significa que no te vas a callar y que no vas a entrar en cólera, lo que harás es decirle de forma honesta y sin culparle cómo te sientes en base a su conducta y cómo te afecta esta.

Confrontar

Expresarte de esta forma dará al otro la oportunidad de cambiar su conducta y a ti te dará la oportunidad de conocer mejor a la otra persona para saber cómo actuar con ella en otras situaciones.

La expresión de tus necesidades y sentimientos te convertirá en una persona asertiva, esto te llevará a satisfacer tus necesidades, preservar la autoestima del otro y mantener  y construir una relación sana.

Para que los demás puedan cambiar su conducta voluntariamente y teniéndote en cuenta, necesitan saber tres cosas:

  1. Qué conducta suya te está causando un problema. (Descripción de la conducta sin culpa).
  2. Cómo te afecta a ti esa conducta, qué es concretamente lo que produce en tu vida a efectos de tiempo, dinero, energía o cómo afecta a vuestra relación.
  3. Qué sentimientos estás teniendo. (Ver listado de sentimientos).

Un mensaje que contiene estos tres elementos es un mensaje que influenciará a la otra persona para que cambie su conducta por otra que sea más aceptable para ti.

confrontarObviamos muchas partes de un mensaje dando por hecho que el otro sabe o ha de saber cómo me afectan sus conductas y los efectos que tienen en mí. Pensar de esta forma nos conduce a generar más conflictos o agravar el que existe.

Además, no estamos acostumbrados a expresar nuestros sentimientos. Desde pequeños se nos ha educado para ocultarlos, pero la realidad es que somos humanos y tenemos emociones. Cuando no expresamos en palabras nuestros sentimientos, nuestro lenguaje corporal los revela, el otro lo percibe y esa incoherencia genera tensiones y ansiedades innecesarias.

Incluir nuestros sentimientos en la comunicación fortalece el mensaje, genera mayor atención y ayuda al otro a entender el impacto verdadero que tiene en mí su conducta.

En general estamos bastante desconectados de lo que sentimos realmente y nos falta vocabulario a la hora de poner nombre a nuestras emociones o sentimientos, a continuación  tienes un listado de sentimientos para que puedas distinguir mejor cómo te sientes sin quedarte en el típico bien o mal.

emociones

Y aquí tienes unos ejemplos de cómo confrontar:

Situación: Tu pareja ha cogido tus tijeras y no las ha dejado donde estaban, las necesitabas, has perdido tiempo buscándolas y no has podido acabar tu manualidad.

Confrontación: Cuando he ido a coger las tijeras y no estaban, me he sentido cansada, he perdido mucho tiempo buscándolas y no he podido terminar mi manualidad.

Situación: Soy tu compañero de trabajo y no te he invitado a las últimas reuniones que afectan a tu proyecto.

Confrontación: Cuando hay reuniones que afectan mi área de trabajo y no me avisas me siento frustrado, me preocupa que se tomen decisiones que puedan afectar directamente a mi trabajo y no enterarme.

Los demás no hacen las cosas para hacernos daño o fastidiarnos, simplemente están satisfaciendo sus necesidades.

Estos mensajes funcionan. Cuando la otra persona se da cuenta de que su conducta te está causando un problema real y que cambiarla no le causa a él otro problema, entonces lo más habitual es que la cambie.

confrontar no es ofender

La nueva conducta puede ser la esperada por ti o quizá te sorprenda y sea una conducta que no esperabas. Por ejemplo, si una madre les dice a sus hijos mientras se están peleando que le duele la cabeza y le molesta el ruido, ellos pueden dejar de pelearse como espera la madre o pueden irse a pelear a otro sitio donde ella no puede oírles. En estos casos aunque no sea lo que esperas, acéptalas si tus necesidades quedan cubiertas y no están  causando  nuevos problemas, de lo contrario confronta de nuevo pero reconoce la creatividad y consideración de la otra persona.

Aprender a enviar mensajes yo con las 3 partes (Conducta + Sentimiento + Efecto), es una de las habilidades con la que más conflictos evitarás.

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search