Paso 2: ¿Quién tiene el problema?

Inicio / MAESTRO-ALUMNOS / Paso 2: ¿Quién tiene el problema?

Paso 2: ¿Quién tiene el problema?

Como habrás observado en el paso anterior, hacemos muchas interpretaciones que nada tienen que ver con la realidad, después de darte cuenta de algo tan importante vamos ahora con la siguiente práctica. Has de tener presente la práctica anterior también pues, sin esa distinción de base, las demás prácticas no funcionarán.

distingue lo que depende de ti

En este paso vamos a distinguir lo que depende de cada uno, vamos a clarificar a quién corresponde la responsabilidad de cada situación. La pregunta que nos hacemos es ¿Quién tiene el problema? Una vez claro vamos tomar parte de lo que dependa de nosotros para mejorar, y lo que no dependa de nosotros vamos a dejarlo a quien corresponda resolverlo. Si queremos establecer relaciones sanas y respetuosas hemos de partir por tratar al otro y a nosotros mismos como capaces de resolver nuestros propios problemas y evitar caer en dependencias que desequilibran la relación. Es el principio de autorresponsabilidad. Y no es que no puedas pedir un consejo a un amigo, lo que te queremos decir es que no es sano que nadie dependa de otra persona siempre para sentirse capaz de resolver sus problemas. ¿Conoces alguna relación donde una de las partes se ha establecido como la ‘consejera’? ¿Es una relación de igual a igual?

distingue quien tiene el problemaEn la práctica de esta semana te proponemos que estés  muy atento a las situaciones que vivas que impliquen una incomodidad o tensión, por leve que sea. En cada una de ellas  vas a distinguir de quién es el problema, es decir quién se siente incómodo, dolido o contrariado de alguna forma ante la situación.

No vamos a entrar en cómo comunicar cuando eres tú quien siente esa incomodidad, puesto que el trabajo ahora consiste sólo en que tomes conciencia en cada momento de donde está el problema y te des cuenta de si estas asumiendo problemas que no son tuyos o si estás echando balones fuera con situaciones de las que deberías responsabilizarte y no lo estás haciendo.

Céntrate en darte cuenta de a quién le incomoda, enfada o hace sentir mal lo que está ocurriendo.

Este paso nos da la estructura donde luego colocaremos cada una de las habilidades de comunicación.

Habrá momentos en que sea el otro el que siente la incomodidad, otras veces seré yo, habrá ocasiones en las cuales todo este de maravilla y no haya incomodidades y también habrá momentos de tensión donde los dos nos sintamos realmente incómodos con la situación.

En los siguientes pasos veremos cómo comunicar en cada una de esas situaciones, esto nos dará un marco y una visión de cómo podemos ser más efectivos en cada momento.

entradas recomendadas
Contacto

Contacta con nosotras

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search